martes, 23 de octubre de 2012

La Máquina del Tiempo, un invento castellano.

http://2.bp.blogspot.com/-ezEwfAdMIWE/Tavr2uLlC4I/AAAAAAAAFLo/TyAgUs0JqNU/s1600/anacronopete2.jpgComo bien habéis leído en la cabecera de esta nueva entrada, la máquina del tiempo fue un invento de origen castellano, Aunque eso sí, dentro de una novela de ciencia ficción.

La obra la realizó el diplomatico internacional y escritor madrileño Enrique Gaspar, con su obra "Anacronópete"(en griego ana significa atrás; crono, tiempo, y pete, el que vuela: "el que vuela atrás en el tiempo") en el año 1887. Gaspar nos dejo está obra escrita en una hermosa zarzuela que se adelanta por ocho años a la obra universal de George Wells "La Máquina del tiempo", obra que se cree en muchos lugares que fue la primera obra con este aparato, aunque como bien vemos, es un dato erróneo.

La obra en su estreno fue un fracaso y no consiguió vendérsela a nadie, la trayectoria de la novela de Gaspar había sido más bien discreta y se reeditó como curiosidad en 2000 y 2005.



La obra también cuenta con  las primeras representaciones visuales conocidas de una máquina del tiempo en toda la historia, que realizó Francesc Gómez Soler.

 Enrique Gaspar se caracterizo por realizar diferentes obras  donde criticaba los valores burgueses y ridiculiza las ilusiones de grandeza españolas mediante visitas a la Batalla de Tetúan o a la conquista de América, entre otros valores de aquella época.

Resumen de la obra.

 El anacronópete, una caja enorme de hierro fundido, navega gracias a la electricidad, que mueve cuatro grandes cucharas mecánicas para desplazarse, además de otra maquinaria que incluye la producción del fluido García, que hace que los pasajeros no rejuvenezcan cuando viajan hacia atrás en el tiempo. La máquina también incluye toda clase de comodidades en su interior y, entre otras maravillas, escobas que barren solas.

El Anacronópete
La máquina sirve de excusa para una historia en tres actos en los que don Sindulfo García, científico de Zaragoza e inventor del ingenio, su amigo y ayudante Benjamín, la sobrina y pupila Clarita, la sirvienta, el capitán Luis, el amor de Clarita, unos cuantos húsares y algunas mujeres francesas de vida alegre se desplazan en el tiempo.

En el primer acto. Salen de París, de la Exposición Universal y viajan hasta la batalla de Tetuán en 1860. Acaban por regresar a Paris el día anterior de su salida, donde desembarcan unas señoritas francesas rejuvenecidas.

En el segundo acto. Se vuelve de nuevo a viajar hacia el pasado, parándose en diversos momentos históricos como Granada en 1492  o Rávena en el 690 para avituallamiento. Acaban en la China del siglo III donde sufren algunas aventuras, consiguiendo escapar bajo el mando de Benjamín. Los personajes evolucionan, con Benjamín obsesionado por la vida eterna, don Sindulfo loco de Celos por Clarita, y Clarita enamorada del capitán Luis.

En el tercer acto, Con una parada en la Pompeya del Vesubioen el año 79, llegan al siglo XXX a. C., los tiempos de Noé. Allí descubren el secreto de la vida eterna en Dios. Finalmente, don Sindulfo, enloquecido acelera el anacronópete, que estalla al llegar al día de la creación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada